¿Tiempo o Dinero?

Por mucho dinero que tengas nunca podrás comprar ni un minuto de la vida de nadie, y en cambio si dedicas parte de tu tiempo a alguien que lo necesita le estás regalando parte de tu vida.

Por suerte, aún hay dos cosas que no se pueden comprar con dinero:

LA SONRISA DE UN NIÑO Y EL AGRADECIMIENTO DE UN ANCIANO... ELLOS... quieren nuestro tiempo...

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

8 comentarios:

Guillermo dijo...

Nada mas poner el video vine aqui, porque sabia te iba a gustar mucho y te iba a aportar mucho, e aqui la respuesta

:)

Un abrazo!

F. J. Zamora dijo...

Ni el momento con un arbol.
Eres un buen Hombre .
Namaste

J. Marcos B. dijo...

El Amor no se compra, pero se puede dar..y para empezar a uno mismo. Poca gente se ama, ¿como quieres que ayuden a los demás? Ayudarse a uno mismo ya Es. Si todo el mundo lo hiciera, -ayudarse a si mismo, mirarse al espejo-, muchas cosas cambiarían, porque uno, al quererse vibra en esa onda amorosa y es cuando puede a su vez dar amor. Sino, ¿que puede dar? si, quizás más su mal rollo, más tristeza, más quejas, más cotilleo, más de lo que no ayuda...
A la gente le encanta compartir penas, y es una pena.

Fazen.

jose maria dijo...

Francisco, esta mañana era un "ARBOL" y seguiré siendo árbol, aunque se rían...
Namasté amigo, namasté...

Marcos, no hace mucho yo hacía todo eso... hasta que me cansé... No me gustaba ni yo ni lo que veía a mi alrededor, entonces empenzé por cambiarme a mi y ahora voy a cambiar lo que me rodea. Me gusta ver a las personas contentas y felices y me doy cuenta de que les contagio mi alegría y mi energía,
¿Qué más le puedo pedir a la VIDA?

FAZEN

jose maria dijo...

Guillermo, no vienes, estás aquí, ésta es tu casa y además te llevo incorporado, como a Michael...
Un abrazo arbóreo...

Belkis dijo...

Con dinero se compra
La cama, pero NO el sueño.
La comida, pero NO la digestión
El libro, pero NO la inteligencia.
El lujo, pero NO la belleza.
Una casa, pero NO un hogar.
El remedio, pero NO la salud.
La convivencia, pero NO el amor.
La diversión, pero NO la felicidad.
El crucifijo, pero NO la fe.
Un lugar en el cementerio, pero No el cielo
El placer, pero NO el amor.
El espectáculo, pero NO la alegría.
Un esclavo, pero NO un amigo.
Una mujer, pero NO una esposa
El alimento, pero NO el apetito.
Una casa, pero NO un hogar.
La medicina, pero NO la salud.
Los libros, pero NO la inteligencia.
La escuela, pero NO la educación.
Tranquilizantes, pero NO la paz
Las indulgencias, pero NO el perdón.
La tierra, pero NO el Cielo.
Y así podríamos seguir enumerando una lista muy larga de cosas que el dinero no nos puede proporcionar. Si que hace falta, pero hay muchas otras cosas que valen más. Un fuerte abrazo José María y me alegro de que hayas vuelto a la blogosfera.

jose maria dijo...

Belkis, con dinero no podría "comprar" ni tu reconocimiento ni tu cariño...
Un beso, un abrazo y una sonrisa de mi alma son para ti...

jose maria dijo...

El conocimiento, pero no la Sabiduría.

Nunca me fui, Belkis, nunca me fui...