"La tieta"

Se está apagando poco a poco y yo también, y es que ya no puedo seguir siendo tan egoísta. La anterior vez, hace algo más de un año, ella se quería ir y yo no la dejé marchar, le prometí que estaría siempre a su lado y que nunca la abandonaría... pues sabía que ella me necesitaba, he cumplido con mi promesa y estoy orgulloso de ello... Ahora, a veces deseo que se muera porque no me gusta verla sufrir ni ser testigo de ver como se va degradando su cuerpo y su calidad de vida, pero luego me siento mal por tener esos pensamientos... No sé que aprenderé de todo esto, sólo sé que me aparto de los demás, pues no quiero que mi dolor les llegue a ellos, no quiero hacerles daño... Ahora ya no tengo clientes que paguen por ello, ni compañeros de trabajo, ni los que compartían conmigo los "atascos" de tráfico, ni pareja, ni casi amigos... ahora no quiero que nadie pague por algo que me duele a mi... ni siquiera los árbitros o el gobierno...Yo no puedo elegir tener dolor, pero sí que puedo elegir que otros no paguen por algo que me duele a mi, ahora mi válvula de escape son la palabras, las palabras y las lágrimas... Parece ser que algo si que estoy aprendiendo...

Me pasé la vida huyendo de las palabras,
y ahora que las encuentro me encierro en ellas.
Me pasé la vida huyendo de mi persona,
y ahora que la encuentro también me encierro en ella.
Me pasé la vida huyendo de la soledad,
y ahora que la encuentro ella se quiere hacer dueña de mi.

josé maría

11 comentarios:

latrastiendadelascucas.com dijo...

Hola Jose Maria:
Te mando un fuerte abrazo y mucha fuerza para el final que llega, la vida es asi, seguro que teniendote cerca le das mucha tranquilidad.
Un beso...

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Que si estás aprendiendo...

Todos estamos un poco solos, pero esa soledad que ahora conoces es la más llena, aunque llores.

Un abrazo, José María

roxana dijo...

QUE EL DOLOR TE LLEVE AL ENCUENTRO, A TENER PALABRAS TUYAS, A VIVIR CONTIGO MISMO Y A SENTIRTE ACOMPAÑADO!
SE APRENDE A TRAVES EL DOLOR, BIEN LO SABEMOS, DE LOS MOMENTOS DE FELICIDAD SOLO LOS GOZAMOS!
HAY QUE HACERSE AMIGO DE UNO!!!!!! ABRAZO

Belkis dijo...

Fortaleza José María para resistir el dolor que te produciría tan gran pérdida. Recuerda que una ostra que no haya sido herida de algún modo, no puede producir perlas… porque la perla es una herida cicatrizada.
Te deseo que tengas la sabiduría para aceptar lo que tenga que llegar.
Un beso muy grande amigo.

Profesor de apoyo dijo...

wow!!!
que hermoso escribes....
aqui me tendras leyendote...

saludos

Rosa Sánchez dijo...

José Mª: hacer nuestro el dolor de otros es un error, no tenemos culpa de lo que le toca vivir a cada persona y lo contrario nos puede hacer sufrir bastante. La vida sólo le pertenece a Dios, ahí no podemos intervenir. Y en los problemas de otros podemos ayudar hasta cierto punto. Pero si quieres mantenerte "entero" no hagas tuyo el sufrimiento de otros. Recuerda que sólo puede ayudar quien no necesita ayuda.
Espero haberme explicado tal y como es mi deseo. No quiero decir que pases de la gente, al contrario, a tu tía sólo puedes ayudarla haciéndole compañía, reconfortándola con tu presencia, con tu cariño y fortaleza, pues para una persona enferma eso es mucho.
Te voy a mandar al e-mail un texto que a lo mejor te interesa respecto a uno de los temas que han surgido en esta entrada.
Un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

Querido José Maria, veo que tu dolor es profundo pero sé que este es otro paso en tu vida, y aunque sea un paso difícil también lograrás superarlo.

La soledad a veces ayuda a asumir y procesar las cosas más duras.

Sabes que me tendrás a tu lado y que siempre puedes contar conmigo. Un abrazo,

Maria

TORO SALVAJE dijo...

Si no hay vuelta atrás y el sufrimiento es muy grande yo no tengo ninguna duda de qué es lo mejor.

Saludos.

Anónimo dijo...

Estas fen tot el que es pot fer per ella, li dones companyia i comprensio, i crec que es important que ella en senti acompanyada a la hora de marxar. JAUME

humano buscando... dijo...

Hola José María: te felicito por tu gran humanidad que muestras al dedicarte a un prójimo con tanta unción; cundo todo pase, habrá pasado lo que tenía que pasar, pero tú quedarás en paz.
Dices: "no puedo elegir tener dolor..." y ahí tengo una distinción entre dolor y sufrimiento. Dolor es una respuesta física que tiene relación con un trauma, ej un golpe en un dedo, una caída fuerte, etc y el sufrimiento tiene que ver con un apego. Sufro cuando mi novia me corta o cuando un amigo me traiciona. Hago la distinción porque se puede elegir no sufrir. No es fácil es muy difícil, pero tiene relación con el desapego en el sentido budista del término.
Un abrazo solidario

josé maría dijo...

Para "humano buscando": estoy de acuerdo con tu observación sobre el dolor y el sufrimiento, por el momento no puedo elegir "no sufrir" pero sí no "golpear" a otros porque yo sufra, ya lo hice mucho con anterioridad y ahora lo hago mucho menos... Es una de las cosas que aprendí del budismo.

Sé lo que quiero de ella: su FUERZA, aunque hubiera alguien que pudiera pensar que persigo algo más, tan sólo quiero eso... y me llegará.

Gracias a tod@s por vuestra palabras.