Cuando ya no pueda...

Cuando ya no pueda hablar,
cuando ya no pueda comer,
cuando ya no pueda sonreir,
cuando ya no pueda mirar a los ojos,
cuando ya no pueda dar un beso,
cuando ya no pueda coger una mano,
cuando ya no pueda salir a tomar el aire,
cuando ya no pueda mostrar su agradecimiento,
cuando ya no los necesite,
irán todos a verla,
entonces si tendrán tiempo...

josé maría

13 comentarios:

Alimontero dijo...

"En vida hija mía, en vida...
deseo esas flores,

En vida hija mía, en vida
deseo todos me visiten,

En vida hija mía, en vida
intancias para recordarme,

En vida hija mía, en vida
esas lágrimas junto a mi.....

Querido José maría, esta era una plegaria que a veces escuché decir a mi madre, en relación a lo sola que sentía a veces....
Es muy parecida, no?

besos amigo mío...

Ali

patricia dijo...

es verdad, amigo, nunca hay tiempo...pero lo encontramos cuando ya es demasiado tarde!!
un abrazo.

Anónimo dijo...

Qué lástima! No saben los buenos ratos y las sonrisas que sean perdido... Su compañia ha sido un regalo tantas veces!

Ojalá que la vida sea buena con ellos y no les devuelva la soledad...

Hasta siempre tieta que por fin descanses en paz...

josé maría dijo...

Querida Ali, claro que sí! en vida... Besos

Patricia, a veces con estar es suficiente, sólo estar... pero para eso hay que dar tu tiempo y todos disponemos del mismo tiempo, junto a la muerte es una de las pocas cosas que nos igualan, ahora bien, la elección de como lo gastamos es de cada uno. En Africa hay millones de personas que necesitan dedicar horas de su tiempo en ir a buscar agua para beber, para subsistir... nosotros en cambio, tan sólo tenemos que abrir un grifo y beber, en unos segundos. Tenemos pues más libertad de como elegir gastar nuestro tiempo, pero somos prisioneros de nuestro egoísmo... Un abrazo

Anónimo, una compañera de habitación de la tieta, Pepita, decía lo siguiente: "Tan faràs, tan trobaràs", traducido al castellano sería algo parecido a "lo que hagas, es lo que encontrarás". Yo estoy aprendiendo mucho de todas esas personas mayores, pero como ya sabes, las personas mayores y también los niños requieren paciencia y de eso no tenemos mucha, "queda tan bien" decir que estás siempre tan ocupado... Cada vez tengo más claro que la vida te devuelve lo que das.
Gracias por estar a mi lado en estos momentos, un beso muy grande...

TORO SALVAJE dijo...

Me temo que ni entonces.
Nos hemos vuelto bestias.

Saludos.

Anónimo dijo...

Así somos de egoístas. Las cosas deben hacerse en vida. Jaume

josé maría dijo...

Toro, peor que las bestias... Estamos utilizando la inteligencia con la que hemos sido dotados para hacer el mal o para un uso únicamente egoísta...
Saludos

Amic Jaume, egoístas y con una memoria egoísta también, la utilizamos sólo para lo que nos interesa...
Una abraçada

Rosa Sánchez dijo...

Tienes toda la razón, José Mª... muchos van cuando ya no hay nada que hacer. Somos adultos cobardes que huímos del dolor ajeno para no hacerlo nuestro. Lo valioso es acercarse a los que nos necesitan contagiándolos de nuestra vitalidad y energía. Eso es otra forma de dar vida.
Abrazos.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Tienes un mérito tremendo, José Mª. Hacemos muy poco caso a las personas mayores, que son las que más lo necesitan. Es más fácil estar junto a los "triunfadores", aunque estas personas lleven en sus vidas el triunfo de la superación, de la entrega y tantas enseñanzas como pueden ofrecernos.

Un abrazo

josé maría dijo...

Rosa, no huimos del dolor ajeno sino de nuestro propio dolor ya que cuando vemos dolor en otros se despierta el nuestro y sentimos miedo, nos da pánico pensar que podemos acabar así. Al dolor y al miedo se les vence atravesándolos, no huyendo de ellos... No es fácil, lo sé, pero no hay otra manera y eso que he probado otras, pero sólo me sirvieron para tapar, nada más. Esa es mi experiencia...

Abrazos para ti también

Concha, todos nos necesitamos, al igual que la flor necesita a la abeja para que la polinize... Pero sólo pensamos en nuestro beneficio individual, nos es muy difícil dar por el simple gusto de dar. Por otro lado ya sabes cuales son mis "triunfadores", y no son los que ganan mucho dinero o gozan de una gran fama. Parte de mi mérito te lo debo a ti, y otra parte a esos ancianitos que me aceptan como soy... Ahí me siento útil, creo que por una vez en mi vida estoy haciendo un buen "trabajo"...

Otro abrazo para ti también

Anónimo dijo...

Tristemente, voy de acuerdo con lo que dice Toro Salvaje.
Suerte a todos para que dejemos de ser salvajes y regresemos ( del salvajismo que a veces despedimos )a la humanidad.
Jaime

Belkis dijo...

A veces es tarde para enmendar. Por eso hay que aprovechar los mínimos y mágicos momentos que nos da la vida.
Sólo intuyo de lo que hablas.
Un fuerte abrazo

josé maría dijo...

jaime, un día u otro lo dejaremos de ser, yo espero hacerlo antes de morirme...

Belkis, hablo del olvido, de la falta de humanidad que hay en el ser humano...

Un abrazo para ambos