Perlas de Sabiduría...

"En el mundo del conocimiento, la última cosa que se percibe, y sólo con dificultad, es la forma esencial de la bondad (...) Sin haber tenido una visión de esta forma, nadie puede actuar con sabiduría, ni en su vida privada ni en los asuntos de Estado."
PLATON

"Avanzando estos tres pasos llegarás más cerca de los Dioses: primero, habla con verdad; segundo, no te dejes dominar por la cólera; tercero, da, aunque no tengas más que muy poco que dar."
BUDA

"Cuentas con unas energías fabulosas de reserva justo para cuando las necesites; sólo tienes que descubrir lo que está ocurriendo en tí."
Antony de MELLO

5 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Gracias por hacernos recordar. Yo añado, cuando la duda te asalte,cuando estes desorientado en cómo actuar, preguntate ¿Qué haría el amor en esta situación?
Besos y amor
je

jose maria dijo...

Si Carmen, pero para abrirse camino en esta selva en la que vivimos muchas veces hay que ponerse una coraza, que no máscara, para que no te lastimen. Amarse a uno mismo y no dejar que te hagan daño también es importante ¿no?
Lo malo es cuando te lastimas tu, entonces no hay coraza que valga...

Besos...

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Aludiendo a la cita de Platón, todo debe estar planteado desde la forma de la bondad. Creo que bondad e inteligencia van de la mano, pero inteligencia no condicionada. Quien sólo utiliza la astucia... va por mal camino.

Un abrazo, José María. Te veo ágil con esto del blog ;-)

jose maria dijo...

Cierto Concha, si fuerámos capaces de unir conocimiento y sabiduría.
La sabiduría de las personas mayores, de las personas que viven en contacto con la naturaleza, de los niños también; con el conocimiento de los científicos, de los técnicos, de los políticos también...
Cuanto ganaríamos, ¿verdad?

Referente al blog, voy aprendiendo, pero quiero aportar cosas nuevas, ya me saldran...

Otro abrazo para ti, Concha.

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Enhorabuena José Maria, te felicito por tu blog y por el estilo con lo cual lo perfilas, te veo hecho un lince, a ver que alegrias nos deparan de tu voluntad. Un abrazo y muchas felicidades.

Juan Faccio.