SILENCIO...

Puedo escucharte entre los ruidos y las voces,
no huyo de ti ni te busco,
estás presente en mi vida porque
te sientes cómodo en mi ser.

He encontado un lugar para ti
donde no hay preguntas ni respuestas,
ni falsas verdades ni mentiras ciertas,
tan sólo estamos tu y yo, los dos solos
pero rodeados de todo y de todos.

Silencio, ya no busco en otros,
sé lo que tu me enseñas y me gustaría
poder decir a otros cosas bellas,
pero todavía puedo herir con mis palabras.

Necesito vaciar para dejarte sitio,
y poder así enamorarme de tí para
que me cuentes los secretos de tus "no palabras".

Me gustaría seguir diciéndote cosas
pero tu me pides que te hable con tus palabras,
y yo aprendo... aprendo porque tu me enseñas
a no decir nada, ni una sola palabra...


Mertxe, Concha, Carmen, Guillermo, Juan, Mar, Torosalvaje y otros; os leo, y hasta os siento, sólo quiero que sepáis que en mi silencio vosotros tenéis un lugar preferente, pues fue él quien me llevó a vosotros. Me gustaría escribiros pero no puedo escribir silencios y eso es lo que ahora me sale, ahora tengo que seguir vaciando, para poder dejar sitio a mi silencio... a mi auténtico maestro.

PAZ Y AMOR

10 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Algo así suponí que te sucedía....Pero, aunque parezca mentira, el silencio del alma llega... es el mismo que el de todas las almas, tu silencio es el nuestro, sabemos, se, que estas. Y aunque tu voz no rompa yo oigo....no me hacen falta las palabras para saber escuchar....
Muchos besos...echo de menos tu presencia escrita.
Besos y mucho, mucho, mucho amor
je

SILENCIO.

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Querido José Maria, entiendo tu Silencio, estas tramutando, pienso yo, no te aflijas, se que estas, aunque no dejes huella escrita, te podemos sentir tu presencia; vaciáte, elimina lo que no sirve y vuelve a fluir, que eres un eslabón importantísimo en esta cadena espiritual en la cual CRECEMOS TODOS JUNTOS...

FUERZA; UN ABRAZO.

JUAN A. VEDANI

Concha Barbero de Dompablo dijo...

El silencio también habla, José María. Gracias por dejarnos un sitio en tu silencio. Tu alma sonriente... también lo hace sin palabras.

Un abrazo

J. Marcos B. dijo...

Ya...entiendo amigo. Me alegro mucho leer este post J.Maria, sobre todo el final, porque es verdad, TU eres tu propio maestro, y todos somos espejos los unos de los otros, a veces tu eres mi maestro, a veces su contrario, es así de fácil, vemos nuestras carencias en los demás y viceversa... todos nos enseñamos cosas en el camino, todos.

Te mando un fuerte abrazo zen, con mucha Paz y Amor. Vuelve pronto amigo, que todos te necesitamos aquí, ahora.

Marcos.

jose maria dijo...

Gracias por vuestras palabras, que son las mías también. Os voy a explicar un secreto: hace un tiempo aprendí que incorporando a mí las cosas buenas de los demás crecía; las otras (las malas) no me interesan, pues con las mías tengo más que suficiente...
Tengo que colocar en mí lo que estoy aprendiendo de vosotros, que es mucho, quería hacerlo rápido y no puedo, necesito tiempo y silencio para que vuestra sabiduría se acomode en mí...
Sois mis nuevos amigos del alma, nunca mejor dicho, conocéis mis adentros mejor que otros que me rodean y a veces hasta mejor que yo mismo.
Ser generosos compartiendo lo que sabéis, pues luego os revertirá en mayor cuantía.

PAZ Y AMOR para vosotros, para todos...

Poetiza dijo...

Hay silencios que dicen mas que mil palabras. Bello poema. Un beso, cuidate.

MAR dijo...

GRACIAS POR COMPARTIR CON NOSOTROS ALGO TAN HERMOSO E INTIMO COMO TU SILENCIO...ESE REAL CAMINO QUE NOS LLEVA HACIA ADENTRO...SIN EVADIR, SIN TOMAR ATAJOS...Y CUANDO ME SIENTO REALMENTE FELIZ ES...EN MIS PERIODOS DE AUTISMO Y SILENCIO INTERIOR...SOY UN MAR LLENO DE ESTRELLAS EN ARMONIA CON EL UNIVERSO.
TE QUIERO
BESOS PARA TI Y CUENTA CONMIGO SIEMPRE QUIERO SER UNA COMPAÑÍA PARA TI.
MAR

MAR dijo...

Silencio
La energía total ha tomado posesión de ti. Tú has sido poseído, tu ya no eres mas, lo es la totalidad.
En este momento, así como el silencio entra en ti, tu puedes entender su significado, porque es el mismo silencio que Gautama Buda experimentó. Es el mismo silencio que experimentó Chuang Tzu, Bodhidharma o Nansen... El sabor del silencio es el mismo.
Los tiempos cambian, pero la experiencia del silencio, la alegría permanece igual. Esa es la única cosa con la que tu puedes contar, la única cosa que nunca muere. Es la única cosa que tu puedes llamar tu verdadero ser.
Osho Zen: The Diamond Thunderbolt Chapter 1
El silencio, una receptividad como un espejo, de una noche llena de estrellas con una luna llena se refleja bajo el místico lago. El rostro en el cielo está en profunda meditación, es la diosa de la noche que trae profundidad, paz y comprensión.

TOROSALVAJE dijo...

Me gusta tu silencio escrito.
Dice mucho de ti.

Saludos.

TOROSALVAJE dijo...

Espero que tu silencio no dure mucho, seguro que tienes que mucho que decir.

Saludos.