Lo otro de mi...

Este texto es de Esperanza Berbel y lo encontré rebuscando en mis apuntes, espero que os aporte algo...

"Me devaneo en el delirio de acercarme a la hondura de los otros y quedarme reposando su mirada. Me acerco sin percibir que tal vez donde se me presta no es mullido ni propio sino un hueco muy profundo y delicado del cual voy a salir, más tarde, vulnerable.

También yo presto mis orillas, bondades tintadas de demasiada ausencia, abro mis brazos para que quede claro que Lo otro puede entrar, hurgar incluso, decir de que materia estoy hecha, cuales son mis derrames y creerme así, por ser habitada... menos sola.

¿Es un peligro? Lo es cuando las aristas del alma claman, con mano de niña, cariño a cualquier precio. Lo es cuando el abrirse no selecciona y entra en nuestra vida un ser voraz y sin sosiego.

Siempre he creído que estar abierta es un privilegio, que llorar, reir, gritar y decir todo lo que te viene en gana era una actitud liberadora. Todavía hoy lo creo pero con un ligero e importante matiz, el de que ese privilegio debe ir acompañado de un saber dónde, con quién y cuándo vamos a sacar nuestro manto para dejar percibir las costuras, las hilachadas y las otras.
Acercarme a lo que no soy, a Lo otro, me ha dado en mi vida, tantas alegrías como desconsuelos. No por ello me he quedado en la retaguardia, ni he cohibido a mi naturaleza de vivir en la amplitud, en la hospitalidad y en el disfrute de los momentos que se crean cuando la apertura da paso a una calidez inusual. Los desconsuelos y los barullos me han invitadoa reflexionar.

En esta reflexión ha surgido en mí el deseo de poner límites, unos límites amorosos. Creo que abrirse a Lo otro sin decir: hasta aquí o esto sí y esto no, es tan peligroso como mantener el pecho cerrado y no poder decir nada a nadie de lo que hay dentro.

La madurez, delicia y tesoro en mi vida, me recibe con sus sabias canas y su textura de mujer abierta al instinto. Me abro ahora, a Lo otro, con la sabia bondad de no habitar a nadie ni decirle de que textura está hecho, ni abordar su vida como si yo supiera más de la suya que ella o él.
Me acerco ahora, a Lo otro desde la alegría que me ofrece esta nueva etapa. Mi apertura es más que antes porque dejé un agujero para que la fantasía de Lo otro se fuera: me herirán si descubro mi parte femenina, libre como es, y en su lugar coloqué un catalejo, así mi mirada y mi alma saben distinguir dónde reposar, dónde clamar y dónde retirarse en espera de un momento mejor.

Abrirse a Lo otro desde un prisma claro, colma el alma de una riqueza infinita..."

PAZ Y AMOR para todos...

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Gracias por compartirlo.
Vale la pena reflexionar sobre él.
Me ha gustado.

Saludos.

Zamora dijo...

Aporta amigo, aporta.
A mi personalmente me aporta paz y seguridad en mi camino.Me enseña, a vivir , a Ser.
Un fuerte abrazo amigo sabio.
namaste.

espiritudepaz dijo...

Hermoso texto, con mucha sabiduría y esperanza!
Gracias José María por compartirlo!!

Un Abrazo.

Paz y Bien para todos!

Namasté.

Andrea.

LOLA dijo...

Jo!! pero que bien te explicas.
HASTA AQUI...O ESTO SI...O ESTO NO.ESO ESTOY APRENDIENDOLO...GRACIAS POR TUS PALABRAS.
PAZ Y AMOR AMIGO

MAR dijo...

FEMENINO Y MASCULINO: SER.
SER CON EL CORAZON, SIN CORAZAS, CON CONFIANZA EN LA VIDA Y GANAS DE VIVIRLA.
TQ
BESOS
MAR

Belkis dijo...

Interesantes palabras que hablan de apertura no sólo a "lo otro" que podrían ser tantas cosas, como también a "los otros". Debemos estar siempre abiertos al aprendizaje, a la bondad, al amor, a la solidaridad, a las personas. Cuanto aprendemos en nuestro diario caminar por la senda de la vida.
Un fuerte abrazo y gracias por compartirlo.

J. Marcos B. dijo...

Un abrazo de paz amigo, abrirse es ser un SER sin ser...