Carta a mi hijo David:

Querido hijo, hoy que cumples catorce años me dirijo a ti para decirte que te quiero muchísimo, que siento haberte hecho llorar el pasado lunes porque no te presté la atención que tu reclamabas de mí, y aunque me di cuenta tarde y te pedí perdón, sé que te dolió y yo luego también lloré a solas.

Quiero que sepas que me dirijo a ti porque te necesito... sí, tu padre te necesita. Tu padre necesita impregnarse de esa inocencia que todavía tienes, de ese espíritu de rebeldía que mostrais los adolescentes hacia nosotros los adultos, porque en el fondo no os gusta el mundo que os estamos dejando. Os estamos martilleando con un consumismo desaforado y os estamos dando mal ejemplo, es por eso que conecto mejor con vosotros que con los adultos como yo. Tu padre te necesita porque de muchas cosas tu sabes más que yo y quiero ser tu alumno. Padre, maestro y alumno a la vez... También quiero que sepas que por encima de todo soy tu padre, no tu colega, osea que cuidadito con las confianzas porque en última instancia el que toma las decisiones soy yo. Así lo hacemos y no nos va tan mal, ¿verdad?

Quiero que sepas que necesitaba escribirte esta carta para explicarte que me equivoco mucho y me seguiré equivocando, pero que lo hago sin la menor intención de hacerte daño. Pues tú, David, y tu hermano Marcel, sois las dos personas que quiero más en este "loco mundo" en que nos ha tocado vivir y que como bien sabeis estoy luchando poniendo mi granito de arena para cambiarlo a mejor.

Quiero que sepais os necesito más que a nadie, porque sé que vosotros también me quereis mucho y así me lo haceis sentir, y sé que me apoyareis incondicionalmente (ya lo estais haciendo), y necesito a alguien a mi lado que lo haga como sólo podeis hacerlo tú y tu hermano. Queridos hijos, veo en el brillo de vuestros ojos y en el cariño que me mostrais continuamente que me admirais, y puedo asegurar a quién sea que esto es lo más grande que un padre puede sentir de su hijo.

Quiero que sepas que el día que murió tu abuelo, me juré que no permitiría que a mis hijos les pasara lo que a mí, que viví alejado de mi padre durante muchos años porque no me prestaba la atención que yo reclamaba de él. Sé que desde algún lugar mi querido padre me está ayudando a redactar esta carta pues yo sólo no podría, él es ahora mi "socio". Ahora mismo siento esa mano fuerte y grande que coge la mía cuando me siento inseguro o perdido. Gracias papá, te dije cuando me despedí de ti que fuiste el mejor padre que hubiera podido tener y hoy te lo vuelvo a decir: gracias por tu ejemplo, sin el no sería hoy la persona que soy.

Querido hijo, esta tarde cuando volvamos de comer, hoy es un día especial y el papa invita, ambos leeremos juntos esta carta y nos fundiremos en un gran abrazo junto con tu hermano, luego iremos a la piscina y jugaremos los tres. Sé que os estoy quitando parte del tiempo que os tendría que dedicar, pero también sé que comprendeis que estoy haciendo algo que es por vosotros. Queridos hijos, no quiero dejaros como herencia una casa, unas posesiones materiales o una cantidad de dinero, quiero dejaros un mundo mejor para que el día de mañana si decidiís tener hijos lo podais disfrutar con ELLOS... Mi herencia será inmensa, TODO... para que luego vosotros la sepais gestionar bien, ¿vale?

Estimats fills, el vostre pare us estima amb bogeria i encara que no estigueu amb mi, vull que sapigueu que sempre us porto en el meu cor. (Queridos hijos, vuestro padre os quiere con locura y aunque no esteis conmigo, quiero que sepais que siempre os llevo en mi corazón).

Felicitats David, per molts anys!!!

el papa,

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

PAU I AMOR per a tothom, sobretot per a ELLS...

15 comentarios:

Concha Barbero de Dompablo dijo...

¡Qué bonito, José Mª! Y lo mejor cuándo la leáis juntos.

Sólo pondría un "pero", y es que no es bueno necesitar tanto ni siquiera a tus propios hijos. Cuando dejamos de necesitar es cuando somos verdaderos vehículos del amor.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Me ha hecho llorar leer tu carta. Yo tengo los mismos sentimientos por mis hijos, son le motor de mi vida... Por ellos y por todos los hijos del mundo hemos de seguir luchando para poder dejarles un mundo, aunque solo sea, un poquito mejor... Ya habremos conseguido mucho. pero para ello hemos de empezar por nuestra propia familia, si todos cuidamos nuestro hogar el mundo será más cálido y un lugar más humano.

He vuelto a conectar con la hija, la niña que fui, que también tuvo un padre, al que ya no puedo ver, pero gracias a él hoy soy la persona que soy. Te quiero papá por todo lo que me diste y lo que no me diste, lo que hiciste y lo que no hiciste. Simplemente quiero darte las gracias por ser tu hija y por lo mucho que me quisiste. GRACIAS PAPA...

Un abrazo, Isa

roxana dijo...

HOLA JOSE MARIA! tarde en venir pues estoy en breve con mudanza y me lleva mucho tiempo, aparte del trabajo.
Bella y sincera carta a tu hijo!!!!! emocionante si la recibiera yo! Cuanto esperè a lo largo de años que mi padre o madre e expresaran asi aunque sea una vez! Eran otros tiempos y otra educaciòn. habia que sr mas estoico y menos humano antes. eso era autoridad!!!! Y bueno ya fue!
Con respecto a la entrada de mi blog quiero decirte que a mi sentir la vida esta hecha de ensayo, pues no conocemos mucho al comienzo, esos ensayos (algunos maravillosos y otros no tanto) nos llevan a escribir al final, con la continuidad de la vida la obra genial que uno quiere editar!
ES IMPORTANTE SENTIR QUE EN ESTA VIDA POR LO MENOS TEEMOS EL CORAJE DE TRATAR DE ENSAYAR FUERTEMENTE PARA QUE LA OBRA SEA SIMPLE Y HERMOSA. (COMO ESTA CARTA QUE LE ESCRIBISTE A YU HIJO) ¿no fue un ensayo????y David ensayara con su sentir una respuesta y de eso se trata para mi por lo menos.
ABRAZO

TORO SALVAJE dijo...

Muchas felicidades para David.

La carta está llena de amor por todos los lados.

Que seáis muy felices.

Saludos.

Belkis dijo...

Que bonito José María desnudar tus sentimientos frente a tu hijo, el tesoro más grande que seguramente tienes. Mis felicitaciones para David, que debe ser todo un hombrecito muy formal porque seguramente estará aprendiendo valores de sus padres. Gracias por compartir lo que nace de tu alma. Un fuerte abrazo para los tres y que terminen de pasar un lindo día.

jose maria dijo...

Concha, nosotros "necesitamos querernos" y eso no es malo, siento que otros que tienen muchas más cosas que nosotros nos miran con cierta "envidia"... además tu ya sabes que soy débil... Un abrazo amiga mía...

Querida hermana Isabel, veo que al final te lanzaste... Eres la mejor pintora que conozco y tengo la absoluta seguridad de que pintarás sobre esos tres lienzos que respiran y tienen vida propia, tus hijos, los tres mejores cuadros que nunca habrás imaginado... Sabes que me tienes a tu lado para lo que te haga falta.
Te quiero mucho, muchísimo... sigue tu camino...

Roxana, no fue un ensayo, fue algo que me dolía en el alma y lo tuve que sacar... desde que funciono así la vida me va mejor... Abrazos...

Xavi, hacia los hijos tan solo se debería sentir amor, pero a veces les traspasamos nuestro dolor. Es eso lo que me pasó a mí... Somos felices... Amigo, saludos...

Belkis, practico el "naturismo" de alma en público y hacia el universo, desde que lo hago funciono mejor como persona... Mi tesoro más grande es mi propio corazón... yo sólo quiero que mis hijos descubran el suyo... David, será lo que quiera ser, yo siembro en él y sobre todo procuro dar ejemplo, aunque no siempre lo hago bien... Un beso...

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

F. J. Zamora dijo...

Un beso a tu hijo y otro para ti.
Que gran Padre, que grandes hijos seran amigo.
Sigue siendo ese padre que eres amigo .
Que tu hijo cumpla muchos mas y siempre contigo a su lado , como Padre y alumno.
EL dios que hay en mi bendice al que hay en ti.
Namaste.

Aroma de mujer dijo...

Hermosa carta Jose Maria...
Estoy segura que tus hijos estan tan orgullosos de ti...


Un beso

LOLI dijo...

No te sientas mal amigo,todos tenemos momentos que hacemos llorar a los hijos y cuando despues hablas con ellos,nos comprenden,recuerda que ellos no son como nosotros ellos saben perdonar y entender que tenemos nuestros momentos y tambien les hace crecer el saber que los papas tambien nos equivocamos y sabemos pedir perdon,eres maravilloso y ellos lo saben.
UN BESAZO

Ramiro Jiménez dijo...

Muy impresionante su carta amigo, lo digo Yo que he tengo un padre que regularmente no dice nada ni da a entender nada... lo digo Yo que mi hijo nacio el 16 de Junio y ya le he escrito 3 canciones y un diario del embarazo de su mamá.

Alimontero dijo...

Querido Jose María, al leerte me recordé de una situación similar con nuestra hija mayor. Me recuerdo como si fuera hoy, el haberme acercado a ella y verla con mucha tristeza y luego habiendo reconocido mi equivocación, como nos abrazamos...;-)

En el tiempo de nuestros padres eso era signo de debilidad, alguien lo mencionó anteriormente, y un padre tenia que mostrar autoridad y disciplina férrea..."así se criarán derechitos" -se decía entonces - y bueno, es así como ellos se criaron y ellos hicieron igual con nosotros... solo que hoy somos hijos de esa generación y hemos dado un pasito mas, hoy habemos padres que decimos "te quiero" a nuestros hijos y no confudimos bondad con debilidad....y tu lo has dicho muy bien aqui..... no somos colegas, yo soy el padre (el grande) y tú mi hijo (el pequeño) y asi será SIEMPRE!
Tener presente "el lugar" que nos corresponde le otorga al hijo una estabilidad emocional tan importante en esta corta edad: sus 14 años!!

Felicidades al padre, por la visión madura ante un hecho relevante en la vida de un hijo. (Una hermosa carta para guardar, no? ;-)

Un abracito a tu corazón mi querido amigo.
"conocerte" ha sido una bendición que me ha hecho muy feliz.

ali

Emma dijo...

Me has emocionado jose maria... ojalá mis padres me hubieran dedicado la mitad de esas hermosas palabras... Yo intento abrir mi corazón a mis hijos, y es sorprendente como ellos también lo van haciendo conmigo y ganamos confianza.
Besos.

P.D.: Mi hijo mayor también se llama David, y en enero cumplirá 14 años ;)

jose maria dijo...

Querido amigo Francisco, tu me estás enseñando a ser mejor padre... como todo en la vida la "profesión" de padre no nos viene dada, requiere un aprendizaje y en él cometemos errores y equivocaciones... pero lo más importante es el examen final... y yo espero sacar un aprobado...
Un beso para ti, otro para tu esposa y dos más para esos trocitos de cielo que Dios te regaló un día... mis mejores pensamientos siempre estan con vosotros... Namasté amigo, namasté...

Aroma de mujer, me quieren y me siento respetado, eso es mucho ya... Besos...

Querida amiga Loli, como tu bien sabes ELLOS..., nuestros hijos, nos pueden dar lecciones sobre muchas cosas... yo aprendo continuamente... Para ti soy maravilloso, otras personas no me pueden ver, así es la vida ¿no? Un BESAZO gigantesco...

Ramiro, tres canciones y un diario ya... vas por buen camino...

Querida amiga Ali, ayer al hablar contigo sentí algo que me dejo sin palabras... ya te contaré...Quiero a mi padre a pesar del daño que me hizo, quiero a mi ex-mujer a pesar del daño que me está haciendo, quiero a todas las personas que han pasado o pasan por mi vida a pesar de que me hagan daño... reclicar ese sentimiento de dolor en amor es lo más maravilloso que aprendí... y es un descanso para mi antes atormentado corazón...
Recogo tu abrazo y lo envuelvo con un lazo de aprecio y amistad que te será entregado en forma de "paquete postal" vía celestial cuando llegues a Santiago... guárdatelo...

Querida vecina, mi padre nunca me escribió y no recuerdo haber escuchado decirle que me quería... por eso no me canso de decirselo a los míos... y lo haré hasta que me muera... Vaya, nuestros "Davids" podrían conocerse, ¿no crees?
estas casualidades no son muy corrientes... vecinos... hijos de la misma edad y mismo nombre... inquietudes parecidas... Todo llegará,
Besos y cuidate mucho...

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

J. Marcos B. dijo...

Muy Bonito Jose Maria. Ya sabes que yo también vivo separado de mi hijo de la misma edad y a veces el corazón duele, entiendo...

Pero no te preocupes por nada, tú, sigue una vez más lo que sientes, y todo ira muy bien. La educacion es muy importante y lo mejor es darla con el ejemplo como bien sabes y haces imagino.

También estoy de acuerdo con Concha, deja ir amigo...piensa en ti, se fuerte, ellos te Ven, tenlo bien presente, te observan... Si muestras dependencia, serán dependientes, si muestras fuerza, serán fuertes, si muestras debilidad, serán débiles, si lees, leerán, si miras la tele, miraran la tele..... jajaja! no es fácil...pero posible. Hablaremos.

Un gran abrazo amigo, y mucha fuerza zen...

jose maria dijo...

Mi hijo pequeño, Marcel, anda reclamándome su carta... y yo le digo que para su cumpleaños le escribiré una... Marcel, ten paciencia y sigue con tu trabajo de "ayudante-secretario" que lo haces muy bien... El papa TE QUIERE MUCHO a ti también...

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...