Carta a mi hogar:

Hay cuatro lugares en los que me siento en mi propio hogar:

Uno es el pisito de alquiler donde convivo con mis hijos, mi perrito Cuky, unas plantas y las personas que nos visitan.
Otro es la residencia donde viven junto a la "tieta" Nieves otras mujeres y hombres de edad avanzada y que he "adoptado" como "mamás" y "papás"; Ana, Carme, Lola, Pepita, Amparo, Mercedes, Victòria, Teresa y Jaume entre otros... Además del estupendo grupo de médicos, enfermer@s y auxiliares que trabajan allí.
El tercero es la empresa para la que he estado trabajando desde hace veintitrés años con unos compañeros, que ahora son amigos y para la que desde este próximo treinta y uno de diciembre dejaré de trabajar pero no de visitar. No os libraréis de mi tan facilmente...
Y por último hay un hogar en el que convivimos TODOS los seres vivos y en el que no hay llaves ni candados porque está permanentemente abierto: la Madre Tierra.

Del primer hogar tengo un juego de llaves para poder salir y entrar cuando quiera, del segundo y el tercero tengo las puertas abiertas para hacerlo también cuando quiera, y por último del cuarto no puedo salir aunque quisiera...
Así pues tengo "cuatro hogares..." y los cuatro sé que tengo que cuidar, es por eso que me siento un hombre afortunado...
Pero hay un último hogar del que nunca podré salir ni entrar, ni siquiera escapar: mi propio corazón, el "hogar" de mis ilusiones y de mis sueños...

PAZ Y AMOR para todos, sobre todo para ELLOS...

15 comentarios:

BLANCA LIBIA HERRERA CHAVES dijo...

ES BUENO TENER UN HOGAR EN DONDE COMPARTIR EL CALOR DE LA COMPAÑÍA MIENTRAS AFUERA NIEVA... Y UNA TIERRA QUE LO CONTENGA Y SEA NUESTRO HOGAR...

FELICIDADES...

F. J. Zamora dijo...

Y hay otro hogar lleno de amor y generosidad , ese hogar es tu corazon y todos tenemos la suerte de poder entrar en el de vez en cuando por esta puerta que es la blogosfera.
namaste

Rosa Sánchez dijo...

En efecto, José Mª: si todos nos dieramos cuenta de lo afortunados que somos... si en vez de fijarnos en lo que no tenemos, nos fijaramos en todo lo que sí tenemos... entonces seríamos inmensamente felices porque agradeceríamos todo lo que se nos ha concedido, nos sentiríamos dueños del mundo, abriríamos las puertas del corazón al amor y la generosidad.
Saludos.

jose maria dijo...

Blanca, es bueno tener donde vivir... ningún animal destroza su entorno como nosotros... ¿Qué falla?
Felicidades y bienvenida a tu hogar

Francisco, tu tienes las "llaves"... entra cuando quieras...
Namasté amigo, namasté...

Rosa, tenemos tanto que no sabemos lo que tenemos...
Saludos cordiales

patricia dijo...

José María, he pasado por tu blog y me ha parecido muy cálido, me quedaré en el grupo de tus seguidores. gracias y felicidades!!

TORO SALVAJE dijo...

Que feliz te noto siempre.
Me alegro por ti.

Saludos.

jose maria dijo...

Patricia, gracias a ti por tu comentario y muchas felicidades¡¡

TORO, yo te noto cada vez mejor, más salvaje...
Saludos cordiales

LOLI dijo...

...Y las llaves de mi corazón ;)

Esta casa tambien la tienes abierta.
Eres un crack!!

UN BESAZO

Guillermo dijo...

Felices fiestas!!

Un abrazo enorme!!

LOLI dijo...

Visito tu hogar para darte las gracias por entrar en mi casa y darme tanto de ti
UN BESAZO GIGANTE

jose maria dijo...

LOLI, algún día te darás cuenta de que sin lo que tu me has enseñado no estaría donde estoy ahora. Tu has hecho un gran trabajo conmigo...
BESAZOS...

Guillermo, Felices fiestas amigo, nos hablamos...
Otro abrazo, enorme también...

jose maria dijo...

LOLI, no me había dado cuenta de la canción... es preciosa, "happy new year" amiga...
Mas BESAZOS...

J. Marcos B. dijo...

Un GRAN Abrazo amigo y Feliz navidad zen con tus seres queridos, y veo que son muchos!! :)

Me alegro MUCHO que estés muy bien, me hace feliz.

Namasté

jose maria dijo...

Hombre Marcos, tu por aquí... y a mi me hace feliz ver que vuelves a estar activo.
Namasté amigo, namasté...

Belkis dijo...

Cuida ese último hogar José María porque de él depende la grandeza de tu vida. Todo lo que nace del corazón es auténtico. Un cariñoso abrazo