Carta a mi amigo Jaume, "el mago":

Querido amigo, para mí eres el mejor mago del mundo y quiero que sepas como te dije un día que ya sé hacer un poquito de magia... Quería aprender de ti y aunque no sepa hacer esos trucos con las cartas y todo eso que tú sabes hacer tan bien, estoy aprendiendo a hacer magia con las palabras y un poquito también con las personas... ¿Te acuerdas aquel día en la residencia? Fue algo genial, todavía se habla de ello... de "aquel chico del pelo blanco tan guapo"... y yo les digo "Jaume, se llama..." Querido amigo aquel día conseguistes llevar tu magia al corazón de unas personas que como todos, acertarían unas veces y se equivocarían otras, pero que no se merecen el abandono y la indiferencia que padecen. Pronto lo repetiremos ¿verdad?, yo les he prometido que vendrás otro día... y es que quiero volver a llorar... Aquel día tuve que apartarme un ratito de todos, necesitaba llorar... como digo otras veces era uno de esos momentos en que me sentía inmensamente feliz... Antes lloraba con amargura porque creía que nunca podría cambiar, ahora lloro de felicidad porque me estoy dando cuenta de que estoy cambiando, de que aunque me siga equivocando muchas veces ahora son más los aciertos que los errores, además estos últimos ya no me pesan tanto...
¿Sabes?, ahora hay una nueva "inquilina" que tiene auténtica devoción por mí... siempre que la veo está angustiada y cuando me siento a jugar a las cartas o al dominó se quiere venir a mi lado y aunque tenga la silla de ruedas con el freno puesto consigue moverla, es increíble! Me habla de cosas que a veces ni entiendo, entonces le cojo la mano y mirándola a los ojos le digo cualquier cosa que se me ocurre en ese momento, y se queda tranquila... Ella me dá la PAZ que necesito para volver a mi otro hogar, ella no sabe que me dá más de lo que yo le doy, o ¿sí...? Estoy consiguiendo que el dolor de otros me de PAZ... (ahora entiendo lo que quería decir Madre Teresa de Calcuta, además la encuentro cierto parecido con ella). El otro día le dije si le podía dar un beso y se puso muy contenta, se lo dí y ella también me dió uno a mí, es un sol de mujer... Las demás huyen de ella, yo creo que están un poco celosas y es que me tendría que multiplicar para darme a todas, pero no puedo...
Querido amigo, eres una persona noble y de buenos sentimientos, la vida quiso que nuestros caminos se cruzaran en unos momentos difíciles para ambos y desde entonces estoy orgulloso de saber que tengo un amigo "mago"... un amigo que me enseñó a tomarme la VIDA como un "juego de magia".
Jaume, rep una forta abraçada del teu amic josep maria, (Jaume, recibe un fuerte abrazo de tu amigo josé maría). Quiero que sepas que me acuerdo mucho de tu amigo Chema, al que no conocía tanto como tú pero creo haber aprendido algo de él también... Como bien sabes, se fue sin avisar... tenía tres años más de los que yo tengo ahora... y eso me ayudó a darme cuenta de que tengo que vivir el momento presente, el único en el que puedo hacer algo... Amigo, ya no me vale dejar cosas pendientes, es por eso que hoy te escribo esta carta... vivimos sin darnos cuenta de que en el momento menos pensado desaparecemos, así... sin más... Jaume, siempre nos quedarán sus chistes y esa sonrisa contagiosa que mostraba, ¿te acuerdas?
Querido Chema, "eres" el mejor contador de chistes que nunca he conocido. ¿Sabes una cosa?, a veces miro hacia arriba y veo una nube que sonríe y pienso: "ahí está"... Te quiero pedir un favor, envíame desde esa nube blanca y pura en donde ahora vives instalado contando chistes a todo "quisqui" que "sube", un poquito de esa gracia que tenías, que me hace falta... El próximo día que llueva saldré a mojarme y entonces tú me regarás y yo me empaparé de tí... de tu gracia...

josep maria

PD: Jaume, gracias por enseñarme alguno de tus "trucos", seguiré aprendiendo... Lo que empezó como una carta para tí, acabó siendo para tí y para Chema; y es que cuando empiezo a escribir no sé lo que voy a acabar poniendo...

4 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Siempre adelante y siempre tan lindo tu blog,vale bien venir de visita por estos lugares y empaparse de todo lo bueno que publicas,mi abrazo como siempre y te espero por mis sitios desde luego.Mucha luz y hasta pronto...

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Hay tanta enseñanza en tus cartas, amigo José María, además de afectividad y cercanía.

Un abrazo, y sigue deleitándonos con ellas.

Anónimo dijo...

Apreciado amigo:
Gracias por tu carta. Cuando me llamaste por la mañana, para decirme “hay una carta para ti…..” me dijiste también: la he hecho sin esperar nada a cambio… pues bien, estás equivocado.
Nunca nadie hace nada a cambio de nada. Alguien podría pensar que cuando hablamos de “algo a cambio de algo”, nos referimos a cosas materiales, pues no, yo no estoy hablando de eso. Y lo matizo: todas nuestras acciones, acertadas o equivocadas, son como la energía, que no se crea ni se destruye, simplemente se transforma. Por ejemplo, si vamos por la calle, y sonreímos y saludamos a una persona absolutamente desconocida, pueden ocurrir 2 efectos visibles: Que nos corresponda la sonrisa y el saludo, o que nos ignore totalmente y siga su camino. Pero fíjate que, en ambos casos, nuestra iniciativa ha provocado reacciones en la otra persona : “no reconozco a esa persona, pero le saludo también” esa sería una reacción visible, pero aunque no correspondiera al saludo, en su interior habría la misma duda : ¿conozco a esa persona que me saluda? A lo mejor sin querer : HEMOS HECHO ALGO A CAMBIO DE ALGO.
Con esto quiero decir que todos nuestros actos, provocan reacciones en nuestros semejantes aunque ésos no nos lo expresen. Actos positivos: reacciones positivas, y viceversa. Esta carta, amigo Josep Maria, lo que hace es reforzar nuestra amistad. Has hecho algo, y tienes algo a cambio.
Y ya que mencionaste a mi buen amigo Chema, que nos dejo sin avisar, le echo mucho de menos, no merecía ese destino. Y como homenaje para él, voy a transcribir una carta que le escribí el mismo día de su muerte, y que quedó adjunta al libro de condolencias :

CARTA A UN AMIGO AUSENTE

Chema, hoy me ha sorprendido la mañana con la triste noticia de tu muerte.
No voy a caer en el tópico de idealizar a las personas ausentes, porque tu eras una persona real, con sus virtudes y defectos. Tuve la suerte de compartir muchas cosas contigo, puesto que nos unía una larga amistad desde nuestra adolescencia, y de descubrir en ti el ser humano que llevabas dentro.
Tuve la inmensa fortuna de compartir tu ultima cena, y vivir contigo la última fiesta de tu vida, los pasamos bien, amigo, como a nosotros nos gustaba. Cuando me dejaste en casa, nos despedimos con nuestras típicas bromas acerca del último recurso de las películas del plus, dentro de poco rato, dijimos, tenemos que levantarnos para ir a comer con unos amigos..... Tu, no pudiste hacerlo, aunque seguramente, Chema, hubieras querido que, a pesar de tu ausencia, nada se interrumpiera, que la reunión que teníamos prevista con nuestros amigos siguiera en pié, pero no pudimos, Chema, no teníamos cuerpo ni ganas de nada.......
Se te va a echar de menos, Chema. Cuando haya tormenta y truene, serán las carcajadas de todos los ausentes a quienes tu, allá arriba, estarás contando estos chistes que tanto te gustaban, y el resplandor que le precede, serán destellos de halago de los ojos de las chicas que están pasando por tu lado, y tu les has dicho: guapa, guapa, guapa.
No puedo escribir mas, ríos de agua salada corren por mis mejillas y se beben las palabras del papel, desdibujándolas. No pasará lo mismo con tu memoria, ahora mismo solo se me ocurre llenar de mi copa con ese vino que tanto te gustaba, y brindar por ti.
Tu amigo
Jaume

josé maría dijo...

Jaume, acabo de ver en el ordenador tu respuesta y paso a contestarte, así quedará reflejado lo que me sale del alma en este preciso instante que es lo único que es verdad en mí.

Querido amigo, tienes razón buscaba algo a cambio... y es que te encuentro a faltar... Antes vivíamos cerquita pero desde que te fuistes a vivir con tu nueva pareja a unos treinta kilómetros de distancia, para mí es como si hubieran sido trescientos... Sé que las personas cuando tenemos pareja nos distanciamos un poco sin querer hacerlo, pues yo también lo hice contigo, y es por eso que no puedo recriminarte nada en absoluto. Además sé que eres uno de esos pocos AMIGOS a los que podría recurrir a cualquier hora y para cualquier problema que tuviera... como digo yo: "amigos de guardia, como las farmacias". Núria, tu pareja es una mujer dulce y encantadora y pronto llegará el día en que ambos conoceréis a Marina, la que será la mujer de mi vida... Estoy seguro de que retomaremos nuestra relación de otra manera, vaya.. que nos veremos más... Y es que yo encuentro a faltar quizás ese lado paternal que tu tienes; tu hablar pausado y reflexivo, ese humor tuyo tan especial y esas conversaciones a veces banales y otras profundas que nos gustaban mantener a los dos.

Amigo Jaume, seguirás siendo mi maestro, mago y maestro a la vez... y yo seguiré disfrutando cuando me enseñas esos trucos nuevos que aprendes, muchos de los cuales han hecho magia con mi persona...

"Rios de agua salada corren por mis mejillas y se beben las palabras del papel, desdibujándolas." ¡Que bellas palabras! Amigo, eres un mago de las palabras también, aunque ya lo sabía porque he leído tus poesías... que algún día tendrán que ver la luz; si tú me lo autorizas las podría escribir aquí.

Querido amigo, me despido de tí con un beso, sí un beso a un amigo es un beso a un hermnano de la vida. Me ha gustado mucho tu respuesta, nos veremos pronto... ¿Qué tal en la "resi"?

josep maria

PD: Te prometo que cuando escribí la carta desconocia el auténtico motivo de que lo hiciera. Tú respuesta destapó esa queja que había en mí... Es por eso que animo a los demás a que escriban, a sí mismos y a otros... Pues uno aprende a salir de esa caverna en la que está encerradito, y es que los seres humanos necesitamos comunicarnos y exteriorizar lo que sentimos. Cada vez estoy más convencido de que se funciona mejor así...