Carta a una carta:

Querida amiga, desde que te descubrí cada vez me siento mejor contigo... Estoy aprendiendo a "sacar" las cosas que estaban en mi y no sabía exteriorizar. Suelo volver a "verte", unas veces para cambiar una palabra que no me gusta, otras para corregir alguna falta de ortografía y la mayoría para releerme... Me he dado cuenta de que cuando dices las cosas no es tan fácil recordar lo dicho, es como si esas palabras se las llevara el viento. En cambio, cuando lo escribes es diferente... vuelves a leer lo que escribiste y te das cuenta si te ha servido de algo o no, si cumples o no ese compromiso, o el efecto que tiene la carta en la persona a la que va dirigida.

Me he escrito varias cartas a mí mismo y es que a veces no es tan fácil comunicarse con uno, muchas veces hay en nuestro interior una "lucha" constante entre quien somos y quien nos gustaría ser, y esa lucha desgasta y no permite mostrar a los demás quien eres tú en realidad. Ahora te tengo a ti como amiga, me pides que lo haga lo mejor que sé y que no cuente "trolas" y yo lo hago, no vaya a ser que te enfades conmigo y me dejes... Una carta que se escribe desde el corazón sólo puede llegar al corazón y yo escribo lo que me sale del corazón... y lo hago porque tú me enseñaste, porque es una de las cosas que hago bien y porque quiero seguir aprendiendo de ti.

Ayer, mi amiga Trini de la "resi", me envió un correo con esta frase: "Cuando la gente te escucha de verdad, vive para siempre en tu corazón. Deja que la gente viva en tu corazón." Trini, si cambiamos escuchar por leer creo que podría ser lo mismo... gracias por tus palabras, de una manera u otra han provocado estas mías. Yo ayer no sabía que iba a escribir esta carta, hasta que no he leído tu correo. Trini, gracias por estar en mi...

Querida amiga carta, gracias por todo y hasta pronto!
josé maría

4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Carta a una carta.
Esto ya es de nivel.

Saludos.

F. J. Zamora dijo...

Es genial tu amiga Trini. Seguros que los dos sois inquilinos de ambos corazones.
Es maravillosa la frase.
Un abrazo que contigo el cartero no descansa.
Namaste

Emma dijo...

Tu carta eres tú mismo, tu yo más sincero. Es genial saber leerte a tí mismo.

Un beso José María.

Belkis dijo...

Siempre es positivo tener un medio de desahogo, muchos lo encontramos en plasmar las palabras en papel o en la compu. Es efectivo.
Besos