Ser o tener...

Aprovechando un comentario anónimo en la anterior entrada voy a exponer ahora mi opinión sobre el sentirme poseedor de algo; sobre las personas no voy a opinar de momento porque creo que nadie es dueño de nadie, aunque muchos creen tener las voluntades de otros... y es posible que en muchos casos las tengan, pero será siempre porque el otro se lo consiente.
Este sentimiento que voy a exponer a continuación es algo al que he llegado poco a poco... No necesito poseer coches caros, ni relojes de oro, ni casas con piscina, ni ropas de marca, en mi ha desaparecido prácticamente (no del todo, pues tampoco quiero que sea así) todo deseo de poseer cosas superfluas, de seguir acumulando. Conozco personas que tienen muchas cosas de todo lo expuesto anterirmente y no "veo" que sean más felices que yo, y cuando digo veo sé que no puedo decirlo pero sí que veo en ellos el deseo de tener más y más, de no conformarse con lo que tienen, o de ir cambiando continuamente de cosas... y para mí eso no es ser feliz. Pero yo les deseo lo mejor, si ellos eligen ese camino y dicen ser felices así, pues adelante! seguro que lo son...

Yo utilizo dos trucos para "tener" lo que quiera:

Primero: Si quisiera podría hacer uso de algo que tenga alguien que conozco pidiéndoselo... si se lo pido de la manera adecuada me lo dejará, lo he comprobado y me ha dado resultado casi siempre. Incluso con un desconocido, me han llegado a dar una vuelta en un cochazo simplemente interesándome por la persona que llevaba el cochazo y no por el auto en sí... Además es divertidísimo, cuando te interesas por la persona, no acostumbra a costarle mucho "darte" lo que le pides, aunque no siempre es así, a veces con unas palabras agradables ya es suficiente... No sé como pero he llegado a la conclusión de que el deseo de que se cumplan mis sueños guarda relación con mis deseos de poseer cosas; es decir, a menos deseos de tener o poseer algo, más deseos de que se cumplan mis sueños... no sé, es como si les dejara más sitio... Mis sueños son ahora el auténtico motor de mi vida, y ver que se van cumpliendo uno tras otro es fantástico... pero para ello he tenido que renunciar a muchas cosas y más que lo haré si quiero que se sigan cumpliendo...

Segundo: Si visualizo cualquier cosa como mía, ya no me hace falta tener el sentimiento de poseerla. Yo creo que es superior ese sentimiento, que el hecho en sí de tener o disfrutar algo... Por ejemplo: Paso por delante de una tienda de coches y hay un coche que me gusta mucho, si quiero entro y me lo muestran, incluso podría probralo... ese coche ya es mío de una manera u otras sin pagar ni un duro. No necesito tenerlo en mi casa, ni todas esas cosas... yo ya tengo un coche que me lleva a donde quiero. A veces, al salir de la tienda, me he llevado mejor impresión del vendedor/a que me atendió que del coche, los coches son "todos iguales", las personas no... Además no quiero ser rico en cosas, sino en personas y de cada persona me llevo algo sin que ella lo sepa, hasta de los anónimos, ahí es donde están mis auténticas riquezas...

Anónimo, muchas gracias por tus palabras... fueron un buen regalo para mi; no fueron muchas pero me sirvieron para escribir sobre algo que ya hacía tiempo quería escribir. Esto viene a demostrar lo que dijo Albert Einstein: "que todo está interconectado", TODO y TODOS...

josé maría

PD: Dicen que no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita.

7 comentarios:

Lely Vehuel dijo...

Paso como siempre de visita por tu sitio, ya que es un placer pasear por aquí. Es una delicia leer y sentirse reconfortado con todo lo que expones aquí. A cambio de este disfrute te invito a pasar por peregrino de sabiduria, hay algo nuevo que leer. mucha luz, seguire pasando, hasta pronto...

patricia dijo...

querido José María, tus palabras son bellas y las comparto plenamente, lo has dicho todo, qué más agregar?
gracias, buen fin de semana.
un beso.

Concha Barbero de Dompablo dijo...

Pues si recorres todos los concesionarios... ¡tienes una flota de coches! ¡Qué tío!

Bromas aparte, comparto lo que dices al 100%. Y si habiendo interiorizado todo eso lo sabes llevar a la práctica, poco más necesitas para ser feliz y hacerles feliz a otros. Vivir el el desapego es tenerlo todo, a pesar de no poseer nada.

Un abrazo, José María.

Constan dijo...

Muy saludable tu opinión, José María.
Un abrazo, querido amigo.

josé maría dijo...

Patricia, he dicho lo que quería decir... pero siempre se podría agregar algo más...
Buen fin de semana para ti también, besos...

Concha, eso lo hacía antes... ahora ya no!! Aprendí del budismo que en el desapego está la liberacíón... y me lo quedé...
Otro abrazo para ti...

Constan, si aplicas la raíz del nombre que llevas conseguirás lo que te propongas... en TODO... Animo amigo, sabes que me tienes para lo que te haga falta...
Otro abrazo grande y fuerte para ti...

Anónimo dijo...

Todavia hay quien confunde querer (amar) con poseer. Estoy de acuerdo contigo para amar a alguien no es necesario tenerlo fisicamente siempre al lado. No recuerdo quien dijo: "Al amado lo quiero libre de mí". Eso es amor...
lo contrario es dependencia, miedo, inseguridad, etc.

Por cierto, las dos frases que has puesto al inicio de tu blog me parecen fantásticas, para tenerlas presentes a cada minuto y cada día.

Sigue tu camino, y sobre todo, no cambies....

Un beso
Maria.

josé maría dijo...

Maria, el que confunde amar con poseer es que no se quiere a si mismo y necesita que otro le quiera para llenar ese vacío interior. Con respecto a las frases que mencionas, yo diría que hay que tenerlas presentes a cada segundo...
Mi camino ahora lo marco yo y si cambio será porque yo lo decidiré; y si así fuera espero que sea para mejor...
Otro beso para ti...